NOTICIAS

El Uso de Lentes de Sol

Como proteger nuestros ojos

Las lentes de sol son mucho más que un complemento de moda del vestuario. Protegen nuestros ojos de daños que pueden llegar a ser realmente graves. Por ello la calidad del filtro solar de la lente es esencial. Utilizar lentes de mala calidad es más perjudicial que no llevar nada ante los ojos.

La función primordial de las lentes de sol consiste en filtrar de manera adecuada los rayos ultravioletas que pueden resultar nocivos para la salud ocular. Llevar unas lentes de buena calidad y que se ajusten al rostro evitando al máximo los rayos frontales y laterales es lo primero que hay que plantearse a la hora de adquirir unas.

El riesgo de la exposición solar varía con:

- La altitud: a mayor altitud, menos atmósfera para protegernos y por tanto más radiación.
- La latitud: cuanto más cerca del ecuador mayor peligro. Por otro lado, el agujero en la capa de ozono, especialmente el localizado en torno al Polo Sur, incrementa considerablemente el riesgo en las regiones antárticas a pesar de su distancia al ecuador.
- La estación: En el hemisferio norte, junio y julio son los más peligrosos. En el sur el riesgo mayor es en diciembre y enero.
- La hora: entre las 10AM y las 2PM se concentra el máximo de radiación.
- La nubosidad: las nubes no nos protegen: dejan pasar el 90% de la radiación ultravioleta. Es un error pensar que podemos prescindir de las gafas de sol un día de verano sólo porque está nublado y la luz molesta menos.
- El entorno: La radiación e incrementa un 20% en la arena, un 30% en el agua y un 90% en la nieve.
- La edad: cuidado con los niños, cuyos ojos son especialmente vulnerables al sol. Hasta de los 18 años el cristalino no se ha terminado de formar. Ellos deben usar protección adecuada.
- El color de los ojos: Las personas de ojos claros tienen menos protección natural.

Más que un objeto decorativo y de moda, las lentes de sol son un elemento de protección contra los rayos solares. La calidad del filtro solar de la lente es esencial, y por ello hay que ser conscientes de qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar unas gafas:

Las lentes deben tener filtros que absorban radiaciones U.V. con garantía demostrable.

Que las lentes más oscuras no son las que más protegen. La protección depende del filtro de la lente y ese filtro es transparente. Este punto es muy aclaratorio para el público, ya que, como sabemos, existen cinco categorías de filtro. Van de 0 a 4 en función de su capacidad de absorción a la luz, siendo la categoría 4 la de mayor absorción, más oscura y aconsejable para situaciones de luminosidad solar extrema, como esquí o alta montaña, y que diferencia su uso en náutica, arena, etc.

En caso de no utilizar la protección adecuada, la radiación U.V. que llega a los ojos podría quemar la piel y producir trastornos oculares como conjuntivitis, queratitis, edemas parpebrales e incluso cataratas prematuras, etc., casos que se producen con una cierta frecuencia. Al tiempo, conviene informar de que el uso de lentes de mala calidad puede provocar mareos, visión doble, dolor de cabeza y daños oculares.Debemos recordar que sólo en los establecimientos sanitarios de óptica se pueden recibir todas las garantías del fabricante de lentes de sol y la especificación técnica de la lente que la legislación prescribe.

El uso de lentes de sol está especialmente indicado, entre otros, en niños, personas que trabajan al aire libre y pacientes operados de cataratas.

Es recomendable, si cabe, su uso durante las horas centrales del día e incluso cuando existe nubosidad, debido a la radiación U.V.

Es aconsejable que las lentes tengan la mayor protección lateral posible.

El color de la lente más aconsejable para la conducción es el gris, ya que transmite uniformemente la luz a través del espectro y respeta mejor los colores naturales. Así mismo, no se deben utilizar gafas de sol para conducción nocturna, salvo las de categoría 0.

Se recomienda adquirir este producto en centros especializados, como las ópticas. Lentes de sol a precios muy reducidos suelen encontrarse en supermercados, mercados o tiendas de moda, pero hay que tener cuidado con estos productos.                                                                                                                                                 

  Medicina Familiar  Dr. Rubistein  Ed. Panamericana 2003

                                                                                                                                                                           Dr. Christian Conti.

 

Visita a domicilio ya

Envíe su empleado
al consultorio

Examen
preocupacional
ahora